jueves, 24 de mayo de 2012

Primer Gobierno de Rafael Caldera, 1969-1974



Introducción

Llega al poder mediante el voto popular y pone fin al continuismo de las políticas de Rómulo Betancourt adoptadas por Leoni. Su gobierno se vio seriamente afectado y la economía venezolana se estancó por la inflación en Estados Unidos que bajó los precios del petróleo
Se le conoce como el Presidente pacifista, pues su mayor parte del tiempo en el poder lo dedicó a conciliar con los grupos armados de izquierda, legaliza al Partido Comunista y los integra a la vida política.
Clausura la Escuela Técnica Industrial permanentemente y la Universidad Central corre con la misma suerte sólo por dos años, gracias a que en este recinto los grupos de izquierda castrista ejercían gran influencia.
En su gobierno se realizó una reforma a la Constitución de 1961 que impedía la elección a cargos públicos a personas que contaban con sentencia firme de más de tres años. Este cambio se impulsó ante el rumor de que Marcos Pérez Jiménez se lanzaría en las elecciones de 1973.
En materia económica elevó a 60% el ISL a las compañías petroleras y entre sus obras inició la construcción del complejo petroquímico El Tablazo, inauguró el Poliedro de Caracas, el Hospital del Seguro Social “Miguel Pérez Carreño”.


Primer Gobierno de Rafael Caldera, 1969-1974

La presidencia de Rafael Caldera corresponde al período constitucional 1969-1974. Es el tercero de los gobiernos del período democrático iniciado en 1958. Rafael Caldera llega al gobierno al ganar, como candidato del entonces principal partido de oposición, COPEI, las reñidas elecciones de diciembre de 1968 a Gonzalo Barrios, candidato de Acción Democrática, partido de gobierno. El triunfo fue por un margen de 30.000 votos: 1.082.712 para Caldera y 1.051.806 para Gonzalo Barrios.
El gobierno de Caldera tiene como significado especial el de ser el primero que resulta del triunfo electoral de un partido de oposición. Ello queda realzado por el estrecho margen de ventaja. La democracia venezolana pasó así exitosamente una de sus pruebas de fuego: que el partido gobernante reconozca el triunfo electoral de un partido de oposición.
Además de lo anteriormente mencionado, este gobierno tiene también, relación con los 2 gobiernos anteriores de Rómulo Betancourt y Raúl Leoni, importantes novedades: ambos habían contado con una amplia y estable base política de apoyo, habían triunfado con ventaja importante y habían gobernado a través de coaliciones estables que les garantizaban la mayoría parlamentaria. Rafael Caldera obtiene el triunfo con el 27% de los votos para Presidente y un apoyo parlamentario no sólo débil (22%, de votos para el Congreso, Asambleas Legislativas y Concejos Municipales) sino fragmentado, ya que una importante durante el período 1969-1974 proporción de los parlamentarios que fueron elegidos en las planchas de COPEI no eran miembros de ese partido. Después de un infructuoso proceso de tanteos dirigido a constituir un posible gobierno de coalición, Rafael Caldera y COPEI deciden gobernar solos. Así que este es el primer gobierno monopartidista entre los posteriores a 1958.

Las principales políticas del 1er Gobierno de Caldera:
La agenda de gobierno de Caldera estuvo mayormente determinada por la resolución operativa de los problemas que planteaba la realización de los planes generales de desarrollo económico, estabilización y modernización política y asistencia social que se habían puesto en marcha en los gobiernos anteriores. Sin embargo, dentro de ese marco, cabe destacar varias políticas novedosas, pues hubo en efecto, algunos cambios pero dentro de la ya señalada continuidad básica de agenda y políticas, reforzada por la debilidad política del Poder ejecutivo.
En materia de Política Interior, el punto más importante en este campo fue la política de pacificación, mediante la cual se les ofreció la posibilidad de reincorporarse a la vida normal y a la lucha política legal a personas y grupos que habían participado en la subversión armada. La decisión de Caldera de ampliar y llevar hasta su término la pacificación fue de gran importancia, ya que requirió el despliegue de grandes dosis de voluntad y continuidad.

En cuanto a la Política Exterior, los hechos más relevantes del gobierno de Caldera fueron los siguientes:
  • En lo que respecta a América Latina, la política exterior se orientó por la doctrina del pluralismo ideológico por la cual se reconocía diplomáticamente a gobiernos de facto y se admitía la cooperación entre regímenes políticos de distinta naturaleza e ideología. Estas doctrinas se tradujeron en el establecimiento de relaciones diplomáticas con todos los gobiernos latinoamericanos, democráticos o no, excepto Haití y Cuba y en una política de distensión con este último.
  • Durante este gobierno se venció el Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966, con lo cual se planteaba de nuevo con urgencia en la agenda de la política exterior venezolana la cuestión de la Guayana Esequiba. El gobierno decidió firmar con Guyana el llamado Protocolo de Puerto España (1970) mediante el cual se congeló la discusión sobre dicha materia durante 12 años.
  • En cuanto a relaciones económicas internacionales, durante la presidencia de Caldera ocurrieron varios hechos de importancia: la denuncia del Tratado de Reciprocidad Comercial con Estados Unidos (1972); la nacionalización de la explotación del gas (1971); la ley de reversión petrolera (1971); el aumento del impuesto a las compañías; la fijación unilateral de los precios de referencia del petróleo y como consecuencia de ello, en el transcurso de 1973, la violenta elevación de los precios del barril de petróleo de US $ 2 a 14 en muy poco tiempo.

La “Conquista del Sur”:
El gobierno de Caldera convirtió su agenda y su política en la reanudación de los procesos de ocupación del territorio venezolano. El objeto de esta iniciativa fue el sur, Guayana, y hacia allá se dirigió un volumen importante de recursos humanos, económicos y decisorios que constituyeron la política denominada «La Conquista del Sur». La ejecución de tal política, a pesar de haber quedado muy detrás de los importantes planes que la enmarcaban, fue significativa por la continuación de la tendencia a ocupar efectivamente el territorio jurídicamente nacional.



Conclusión
Caldera, destaca entre sus políticas, el acabar con el continuismo de la doctrina del ex presidente de Acción Democrática Rómulo Betancourt, cuya premisa era desconocer a las dictaduras militares que gobernaban en la mayoría de los países latinoamericanos. Firma con Guyana el Protocolo de Puerto España sobre la zona en reclamación que congela la reclamación por 12 años; en el aspecto económico su gobierno se vio perjudicado por la inflación norteamericana que caracterizó a la primera presidencia de Richard Nixon sumada a los bajos precios del barril de petróleo, lo que hizo que el crecimiento económico de Venezuela en ese período fuese plano. Entre sus logros destacables está la pacificación del país a pesar de su talante conservador, su pragmatismo le llevó una tregua con los grupos armados de izquierda, que logran ser integrados en la vida política, en este aspecto legaliza el Partido Comunista de Venezuela.
Cesó en la presidencia en febrero de 1974 siendo sustituido por Carlos Andrés Pérez, representante de AD que había ganado las elecciones de diciembre del año anterior. Rafael Caldera es el único presidente de Venezuela que ha dado un discurso completamente en inglés (sin ningún material de apoyo) en los Estados Unidos

6 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. mira te falta contenido perdón pero es aci

    ResponderEliminar
  3. te falta. seria bueno que lo arreglaran y lo clasificaran:
    economia
    politico
    social
    obra de gobierno
    partido politico
    y eso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. seria bueno que lo pusieran lo necesito
      aspectos
      politicos
      cultural economico
      social
      obras mas grandes y aportes
      globalizados en venezuela
      durante el primer y segundo
      mandato de caldera

      Eliminar